Hotel dei Dogi Sin categoría Hacer turismo con nuestros fieles amigos peludos

Hacer turismo con nuestros fieles amigos peludos



Para todo el que ha viajado, conoce por experiencia que ello siempre implica una aventura, adentrarse en la sensación que brindan nuevos lugares, nuevas personas y hasta otras mascotas que también van de paseo como la nuestra, es indescriptible. Así como ir a una joyería y encontrarse con alguna creación de Rosa Oriol Tous y maravillarse ante tanta belleza. 

Si al momento de viajar decides hacerlo acompañado de tu mascota, ello podría de alguna manera convertirse en un dolor de cabeza. Desde pensar en todo lo que se debe llevar, en donde permiten que entre tu mascota, las normas de convivencia de cada lugar, si hay playas para los perros, entre otros. Todo sin perder el norte de tu viaje, que es simplemente divertirte. 

Siempre existen impedimentos 

Al menos en España aún existen diversas trabas al momento de viajar junto a un animal de compañía, pero también es cierto que son más las empresas privadas las que han superado tal situación a diferencia de las administraciones públicas. Una de las razones es porque se ha incrementado la tenencia de mascotas en los hogares y el gasto que implica dejarlas al cuidado de alguien, sobretodo cuando ellas conforman parte esencial y son miembros de nuestra familia. 

Al año en promedio cada familia suele invertir más de mil euros en cuidados para sus perros, y dicha cifra va en aumento, esperando a que se manifiesten más facilidades para realizar viajes y diversas actividades de ocio con él. Así mismo, la inversión media por cada noche asumida por los viajeros adicionando al perro es de 72,6 euros, es decir, un 23% superior al gasto medio de un viajero español solo. 

Viajar en distintos tipos de transporte 

Avión: ello será distinto de acuerdo al destino. Si es de bajo coste, no se admiten en la bodega y algunos casos tampoco en cabina. Con algunas aerolíneas se permite viajar en cabina si la mascota pesa menos de 8 kilos. El importe que se debe cancelar oscila entre los 25 y los 50 euros si viaja en cabina, y entre los 80 y los 120 si este viaja en la bodega.  

Tren: si se trata de un tren de media o larga distancia, admiten perros cuyo peso sea hasta 10 kilos, los mismos deben viajar en un transportín que se encuentre provisto de algún dispositivo para contener y retirar los residuos. El coste de transportarlos es del 25% del importe de tu billete si viajas en clase turista, pero es gratuito si viajas en preferente. Si el tren no va lejos, se suele admitir cualquier perro siempre que tenga bozal y sin jaula. 

Autobús: El viaje dependerá del municipio ya que de manera general los autobuses urbanos permiten perros de hasta 10 kilos en su transportín o bolso,  aunque también pueden ser llevados en brazos en algunas ciudades. Podemos encontrar ayuntamientos más avanzados, donde los autobuses admiten al perro atado y con bozal, sin importar el tamaño del mismo.

Deja un comentario